¿ Dónde está Santiago Fuentes Jover ? ¿ Dónde está el dinero ? ¿ Dónde están los bots que vendían ? ¿ Dónde está la santísima CNMV que llevamos un año advirtiendo de ello ? ¿ Y la Agencia Tributaria ? ¿ Y la Guardia Civil, compinchada ?

Quien espere cobrar, tiene más probabilidades que le caiga un rayo que ver un céntimo. Pese a que nos han insultado sus Arbilovers, chupapitos y derivados varios, siempre lo hemos dicho: ES UNA ESTAFA. Punto y final. Ahora a ver cómo termina esta telenovela y suerte a los agraciados que ayudaron a miles de familias a perder sus ahorros. La justicia es lenta, pero llega, a todos.

Puedes seguirnos: