POR FIN EL ESTAFADOR CONSIGUE SU MERECIDO. AHORA TE METES TUS AMENAZAS POR EL CULO, LADRON.

Puedes seguirnos: